Etiquetas

Redes sociales

Categorías

Entrevista al Papa Francisco en Revista Mensaje

Papa Francisco

Hemos conocido por estos días la entrevista concedida por el Papa Francisco a 16 revistas jesuitas, en la persona de Antonio Spadaro S.J., director de la Civiltà Cattolica. En nuestro país ha sido la Revista Mensaje la que la ha publicado en su edición de octubre.

Dejamos acá el editorial de la Revista Mensaje de este número, en la que se muestran algunos acentos de la Entrevista, a la vez que los invitamos a descargar la entrevista completa para leerla y meditarla (enlaces al final de este artículo), considerando los nuevos aires que Francisco ha traído a la Iglesia Católica a 6 meses del comienzo de su pontificado.

Entrevista de las revistas jesuitas con el papa Francisco

“El papa Francisco tuvo la gentileza de aceptar una entrevista para las publicaciones jesuitas. Acogió, con generosidad, una propuesta que surgió en la reunión de revistas de Europa y las Américas que se realizó en Lisboa en junio pasado. Para revista Mensaje es una gran alegría poder presentar a nuestros lectores, en este número aniversario, rasgos del pensamiento del primer Papa latinoamericano.

Hemos visto desde el comienzo de su pontificado que se expresa con palabras y gestos de un tono marcadamente pastoral, anhelando comunicarse directamente con cada persona que sale a su encuentro. Pero esta forma de ser encierra algo más profundo, su mirada teológica. Para Francisco, el anuncio misionero se concentra en la salvación: “No hay nada más sólido, profundo y seguro que este anuncio”.

Quiere que el mensaje de la Iglesia vaya a lo medular del Evangelio, advirtiendo que esta “a veces se ha dejado envolver en pequeñas cosas, en pequeños preceptos. Cuando lo más importante es el anuncio primero: ‘¡Jesucristo te ha salvado!’. Y los ministros de la Iglesia deben ser, ante todo, ministros de misericordia”. “Las enseñanzas de la Iglesia, sean dogmáticas o morales, no son todas equivalentes. Una pastoral misionera no se obsesiona por transmitir de modo desestructurado un conjunto de doctrinas para imponerlas insistentemente. El anuncio misionero se concentra en lo esencial, en lo necesario, que, por otra parte es lo que más apasiona y atrae, es lo que hace arder el corazón, como a los discípulos de Emaús”.

UNA ENTREVISTA QUE VALE LA PENA LEER Y MEDITAR

Su apertura y sencillez queda confirmada al concedernos una entrevista en la que nos habla el hombre, el jesuita, el religioso, el Papa. También, nos muestra su visión de la Compañía de Jesús, su experiencia de gobierno. Nos habla de la Iglesia: la joven y la antigua, la Iglesia sanadora de heridas, y también de sus estructuras y reformas. En fin, conversa sobre la sinodalidad y el ecumenismo, la oración, el Concilio Vaticano II, de las certezas y errores, de arte y creatividad, de fronteras y laboratorios. Se trata de un viaje fascinante que nos permite conocerlo y entrar en su intimidad. La entrevista es congruente con las innumerables actitudes que ha tenido en sus seis meses de pontificado. Ha optado por dejar a un lado el protocolo, tomar contacto con la gente y hablar directamente, sin tapujos y con mucha cercanía. Un papa con gusto por la literatura y la música, la ópera y el tango, todos rasgos de un humanismo que explican en parte su atención al hombre y mujer concretos, con sus alegrías y penas, con quienes se encuentra y se siente cómodo, más que a las doctrinas y principios.

Nos habla de sí mismo: “Bueno, quizá podría decir que soy despierto, que sé moverme, pero que, al mismo tiempo, soy bastante ingenuo. Pero la síntesis mejor, la que me sale más desde dentro y siento más verdadera es esta: soy un pecador en quien el Señor ha puesto los ojos”.

Es de ese mismo modo que se extiende sobre materias de importancia hoy para la Iglesia, poniendo una mirada sobre las tareas de futuro. El suyo es un discurso que se inclina hacia la apertura cuando se refiere a esos temas: “En lugar de ser solamente una Iglesia que acoge y recibe, manteniendo sus puertas abiertas, busquemos más bien ser una Iglesia que encuentra caminos nuevos, capaz de salir de sí misma yendo hacia el que no la frecuenta, hacia el que se marchó de ella, hacia el indiferente”. Aún más, pone también en el centro de su reflexión los desafíos que tiene la Iglesia respecto de aquellos que se han alejado de ella. Le duele que la alegría del Evangelio no llegue a tantos que se han distanciado: nos invita a buscarlos, por lejos que estén. Por eso nos dice que tenemos “que encontrar un nuevo equilibrio porque, de otra manera, el edificio moral de la Iglesia corre peligro de caer como un castillo de naipes, de perder la frescura y el perfume del Evangelio. La propuesta evangélica debe ser más sencilla, más profunda e irradiante. Solo de esta propuesta surgen luego las consecuencias morales”.

LOS CAMBIOS NECESARIOS EN LA IGLESIA

El Papa quiere una Iglesia más participativa y colegial: “Debemos caminar juntos: la gente, los obispos y el Papa. Hay que vivir la sinodalidad a varios niveles. Quizá es tiempo de cambiar la metodología del Sínodo, porque la actual me parece estática. Tenemos que caminar unidos en las diferencias: no existe otro camino para unirnos. El camino de Jesús es ese”.

Percibimos en la entrevista que el Papa tiene un espíritu abierto a los cuestionamientos del mundo contemporáneo y que ve en ellos la posibilidad de profundizar el mensaje evangélico. Nos dice: “Ciertamente la comprensión del hombre cambia con el tiempo y su conciencia de sí mismo se hace más profunda. Pensemos en cuando la esclavitud era cosa admitida y cuando la pena de muerte se aceptaba sin problemas. Por tanto, se crece en comprensión de la verdad. Los exegetas y los teólogos ayudan a la Iglesia a madurar su propio juicio. Las demás ciencias y su evolución ayudan también a la Iglesia a aumentar en comprensión. Hay normas y preceptos eclesiales secundarios, una vez eficaces pero ahora sin valor ni significado”. Y concluye: “Es equivocada una visión monolítica y sin matices de la doctrina de la Iglesia”.

También aborda con soltura el tema de la mujer en la Iglesia y nos dice que “es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia… Las mujeres están formulando cuestiones profundas que debemos afrontar. La Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que esta desempeña. La mujer es imprescindible para la Iglesia… Es preciso, por tanto, profundizar más en la figura de la mujer en la Iglesia”.

*****

Deseamos que estas pinceladas de la entrevista que ofrecemos en esta edición aniversario abran el apetito de leerla y meditarla. Cada uno podrá encontrarse a través de las respuestas del Papa con alguien que preferiría hablar personalmente con el lector en su precisa situación histórica para acogerlo y contagiarlo con su fe y su esperanza.”

(Editorial de Mensaje de Octubre de 2013)

Descarga acá la entrevista completa

Para los estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado y de otras universidades es posible suscribirse a la Revista Mensaje por $12.000 anuales (10 números). Para académicos de la Universidad Alberto Hurtado el valor es de $24.000, y se puede descontar por planilla en 3 cuotas. Mayor información en Cienfuegos 21, escribiendo a rrpp@mensaje.cl o en el sitio www.mensaje.cl

Share

2 Comments on “Entrevista al Papa Francisco en Revista Mensaje”

  • Reformas Abril 16th, 2017 18:08

    muy buena entrevista al papa jeje, habian cosas que hasta desconocia..

  • Ashlee1992 Mayo 25th, 2017 8:38

    This post is on 16 spot in google’s search results, if you want more visitors, you should build more backlinks
    to your articles, there is one trick to get free,
    hidden backlinks from authority forums, search on youtube; how
    to get hidden backlinks from forums

Leave a Reply