CAMBIA EL MUNDO UAH



Etiquetas

Redes sociales

Categorías

Al concluir En Ruta Verano 2014

El pasado martes 14 hemos regresado de En Ruta Verano 2014. En esta ocasión tuvimos el regalo de ofrecer 5 Rutas, en colaboración con contrapartes locales, a quienes les estamos infinitamente agradecidos:

  • En Ruta Temporeros en colaboración con la Comunidad de Esclavas del Sagrado Corazón de Tierra Amarilla y la Pastoral de Temporeros de la Diócesis de Copiapó;
  • En Ruta Coanil en colaboración con el programa Tu Casa en Coanil del Hogar Los Aromos en Hualpén;
  • En Ruta Murales en colaboración con la Comunidad Nuestra Señora de la Esperanza de la Parroquia del Sagrado Corazón de Villa Mora y de las Hermanas Religiosas Catequistas de Boroa de la Población O’Higgins de Coronel;
  • En Ruta Mapuche en colaboración con la Comunidad Jesuita de Tirúa;
  • En Ruta Comunitaria en colaboración con la Parroquia El Buen Pastor de Ancud y la comunidad de Caipulli.

Agradecemos a todos los que hicieron posible financiar estas experiencias: a los profesores y administrativos de la Universidad y a los que participan en la misa de los domingos a las 12:00 del Colegio Juanita de los Andes y Padre Hurtado que hicieron algún aporte; a JUNAEB que proveyó la alimentación En Ruta Coanil de Hualpén a través del Plan de Alimentación Escolar de Voluntarios; a la Compañía de Jesús a través de su Fondo de Obras Apostólicas; y por supuesto a cada uno de los estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado que participó, incluyendo a los jefes de cada una de las Rutas.

Todos los ruteros en el Santuario del Padre Hurtado

Partimos el sábado 4 y volvimos a Santiago el  martes 14, cuando pudimos encontrarnos en el Santuario del Padre Hurtado todos los participantes. A continuación les dejamos algunos testimonios escritos y gráficos de estas experiencias (iremos subiendo más a medida que los participantes nos los hagan llegar):

 

EN RUTA MURALES en CORONEL

“Durante nuestra estadía en Coronel, conocimos muchas historias, leyendas, gente muy cariñosa y personas que participaron en grandes hitos de la comuna y en particular de la población O’Higgins. Conocimos lugares hermosos, que tal vez muy pocos que se dedican a “turistear” los han conocido.

Gracias a todo eso, luego de casi una semana, pudimos crear un mural que reflejara toda la historia que recogimos. Probablemente cada detalle, estuvo ahí.

Más que un grupo de Ruteros, fuimos una pequeña familia que iba creciendo al pasar de los días. Con nuevos integrantes, como las hermanas Andrea y Gisella, Mico, las personas que nos contaban sus historias, las tías y los voluntarios del comedor en el que participábamos en las mañanas, e incluso los niños que asistían a él.

Mi experiencia en Ruta fue muy grata, llena de nuevas vivencias, de experiencias muy alejadas de la realidad que cada uno vive día a día, pero totalmente enriquecedoras. En Ruta Murales, es mucho más que su nombre.”

María José Fredes- Estudiante de Psicología

Mira un video del mural que pintamos, con la explicación de los muralistas

EN RUTA TEMPOREROS en Tierra Amarilla
TEMPORERO

“El día que partimos, escuche decir a muchos que nuestra ruta era la más dura, desde el hermoso paisaje del Valle de Copiapó irrumpido por las grandes mineras, a los pequeños parronales de microempresarios absorbidos o destruidos por las transnacionales que manejan los cultivos de uva en el valle, comenzamos esta aventura.
Luego de intensos días de trabajo fue duro darnos cuenta de la realidad de cada uno de los trabajadores que no estarían un par de días como nosotros, como personas, como padres, hijos, hermanos; casi cruzando el país en busca de oportunidades laborales, en busca de una mejora en su calidad de vida, llenos de sueños y metas por cumplir, y que por ellos, son capaces de aguantar las más extenuantes jornadas de trabajo, en condiciones mínimas tanto de seguridad como de dignidad. La vida del temporero es dura y sacrificada detrás de cada caja apilada, de cada racimo cortado, de cada papel recogido, incluso…de cada segundo de descanso.
Así, la labor más hermosa, escondida debajo de hectáreas de parronales, se convierte en una lucha de supervivencia de cada trabajador que anhela entregarle algo mejor a quien a kilómetros lo espera.”                                                Ana Vega, estudiante de Trabajo Social.

TEMPOREROS

EN RUTA COANIL en HUALPÉN

“Siempre he creído que soy una agradecida de la vida y que de alguna forma debo retribuir lo que a mí se me ha entregado. Al querer vivir la experiencia Coanil iba con la convicción de entregar lo mejor de mí, pero la vida nuevamente me sorprendió y me dio la enseñanza más grande de mi vida, aquellos niños que para mí solo necesitaban cariño, fueron los que me entregaron una visión de mundo distinta, que hoy el amor es vital para cada uno de nosotros, que una sonrisa de ellos es capaz de llenarte el corazón de una forma increíble, que a mí en lo personal me sacó lágrimas.
Hoy puedo decir que la felicidad se encuentra en cosas muy simples, como en las sonrisas y abrazos de aquellas personitas que a pesar de que la vida ha sido muy dura con ellos, solo tienen amor que entregar.
Cambiar el mundo es mucho más fácil de lo que creía, está en las cosas simples, en el abrazar, amar y escuchar.
Fui con la idea de entregar todo de mí, pero ellos me entregaron mucho más de lo que les pude dar.” Francisca Molina, Estudiante de Periodismo.


 

EN RUTA COMUNITARIA en ANCUD

ANCUD

Daniel Anabalón, estudiante de Pedagogía en Historia nos cuenta “En Ruta Ancud fue una experiencia en la que participamos catorce estudiantes de distintas carreras, incluido uno de una universidad amiga, y el capellán jesuita Philippe Hurley. Nos insertamos en el poblado de Caipulli, en donde se nos encomendó dos misiones: ayudar en la construcción de una nueva capilla y el encuentro con las familias a través de las visitas a sus casas. En ambas tareas pudimos servir y compartir con la comunidad, acercarnos a sus rutinas, temores y esperanzas, experiencias que estuvieron marcadas por muchos sacrificios, caídas, cortes, eternas caminatas e insolaciones. Además pudimos vivir momentos muy personales de la comunidad como acompañar un velorio, celebrar la misa, compartir un curanto, mariscar, jugar con un joven que presentaba una discapacidad física, entre otros.
Nos vinimos con un sentimiento de desazón, pues es más lo que nos entregó esta comunidad, que lo poco que pudimos hacer por ellos (pese a que ellos nos manifestaran que era muchísimo). Damos las gracias a todos los que nos recibieron con los  brazos abiertos, por las conversaciones, las muestras de cariño y especialmente por la confianza que nos brindaron. Fue una experiencia de encuentro con distintos rostros (de Caipulli, compañeros de universidad, etc.) y un encuentro con nosotros mismos (con nuestros dones, límites, luchas, entre otros), y para muchos, un encuentro con Dios y un llamado de entrega, amor y servicio”

EN RUTA MAPUCHE en TIRÚA

TIRUA

Una semana después de estar de vuelta, aún es difícil resumir una experiencia tan variada y tan intensa como lo fue la ruta mapuche, los paisajes, personas, sentimientos y experiencias se amontonan en la cabeza y se vuelven difusas como una maraña de lana cruda ja, y esa idea me ayuda un poco, si tuviese que plasmar esta experiencia en un telar como los de la señora pascuala escogería para el fondo, los paisajes del LLev-LLev, donde aún se encuentran tesoros en el reflejo del lago que muestra la  lucha de la flora nativa  contra la sequía y el avance indiscriminado de las forestales,  con los colores del maki y el boldo dibujaría a su gente con la mirada de los árboles, con los años de la tierra, y con la fuerza de saber que son la misma cosa.
Finalmente habría que pintar su lucha, con mucho sudor, muchas lágrimas y mucha sangre, a pesar de todo mi telar está incompleto por una parte está mi ignorancia y por otra, que aún queda mucho por hacer…
A los Quintrileo, la Wente Wilkun Mapu, Tirúa y su gente, en fin, al Wall Mapu, les entrego mi izquierda, mi voz, y mis pasos, en fin mi “che”
Ignacio López, estudiante de Derecho

Share

One Comment on “Al concluir En Ruta Verano 2014”

Leave a Reply